El Internado

viernes, 6 de febrero de 2009

En aquellos momentos a solas en mi dormitorio, pensando sobre los últimos meses, me parecía increíble todo lo que había sucedido.

Recordé los primeros días en el internado... sola... subiendo la escalinata de la entrada... leyendo mi nombre en la lista... entrando en la clase y, por fin, metiéndome en aquella triste y oscura habitación donde, en compañía de otras dos chicas, iba a pasar el resto de mis años escolares.

Pero al pasar las primeras semanas, Lorena y yo... las novatas del curso, entablamos una amistad... sí, a base de melancolía, recuerdos, tristezas, lloros... que hicieron forjar nuestros debilitados corazones.

Aunque no estábamos en la misma habitación ni cursábamos el mismo año, siempre coincidíamos en algún lugar... el comedor, el jardín... hasta que llegó el gran día.
Era casi de noche, todos se habían ido ya a sus habitaciones. La rutina diaria me llevaba hacia la mía... estaba triste y preocupada... esa tarde no la había visto pero, al pasar frente a la biblioteca, vi que Lorena estaba allí.
Compañera de cole

Mi corazón dio un gran latido...
corrí hacia ella...
la abracé.
_ Mi niña... qué mal lo he pasado... sin poder hablar contigo, sin oír tu voz.

Y así nos quedamos unos minutos... Lore sentada, yo detrás suya acariciando sus rojizos cabellos. Pero enseguida se puso de pie y me llevó hasta un oscuro rincón. Empujándome contra la estantería se quedó frente a mi. Sin decirme una sola palabra, comenzó a desabrochar torpemente mi blusa... ansiosa de hallar mis pechos que estaban tersos y duros para ella. Los besó con deseo mientras, metiendo la mano por debajo de mi falda, llegó hasta mis ya mojadas bragas las cuales bajó y rápidamente, aprovechando que yo no podía mover los brazos ya que me los había anulado al desbrocharme la blusa, introdujo certeramente sus deditos en mi peludo coño lo que provocó un gran alarido que fue acallado rápidamente por sus labios.

Lo que pasó después en su habitación... imaginaros.

6 comentarios
  1. la imaginación al poder amigo! Excelente relato

    ResponderEliminar
  2. Hola Juank... gracias por seguir mi blog... me veras por aki a menudo... besos...

    ResponderEliminar
  3. Ufff, me imagino querido Juank..
    besos dulces..

    ResponderEliminar
  4. Hmmm...
    Si es que no puedo evitarlo, me pierden las escenas escolares...
    Necesito una ducha.. ¡¡¡FRIA!!! jajaja ;P
    Besines imaginativos, Juank
    Cire

    ResponderEliminar

Publicar un comentario