Técnicas de masturbación masculinas II

miércoles, 11 de noviembre de 2009




Segunda parte de este interesante escrito encontrado en un blog… siempre es bueno conocer nuevas técnicas. Renovarse o morir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
8. No todo lo que vuela va a la cazuela
Materiales: Una mosca en perfecto estado de salud. Una bañera llena de agua caliente.
Cójase el insecto, y procédase a retirarle una de las alas. Métase en la bañera, y a modo de periscopio, asome a su amigo el calvo de entre las aguas.
Cuando vislumbre tímidamente su calva, coloque al insecto en la calvo islote, y déjela hacer. La mosca comenzará a dar vueltas alrededor de la isla, generando así una plácida sensación.
Todavía no conocemos a nadie que haya llegado al orgasmo con esto, pero sí a quien lo ha practicado. Esta vez no es necesario el papel, debido a

que el chorro llevará al insecto por delante, directamente al agua (según las previsiones mas optimistas).
9. Que te la pique un pollo
Materiales: Un pollo muerto, una barra de pan, crema hidratante, y un microondas.
Extraiga la miga del pan, échela en un bol, y a modo de sopa de leche, úntela bien con la crema hidratante.
Una vez tenga una masa compacta y suave, rellene el pollo desde su parte trasera con tal pasta. Introduzca a su amigo el calvo, para probar y hacer el hueco necesario, y al igual que con el melón, introduzca el conjunto (sin calvo) en el microondas. Una vez a la temperatura adecuada, proceda a ejecutar los pasos explicados previamente en "El postre de la casa".

Esta variación da mejor resultado que la del melón, debido al tacto caliente y carnoso del ave. ¡Ojo!. Como en el caso del melón, le aconsejamos no dejarlo de nuevo en la nevera para posteriores usos.
Recomendaciones: Si su pollo tiene aun cabeza, decapítelo antes de efectuar el acto. Numerosos testimonios afirman que la mera visión de la cabeza asomando en las embestidas, corta bastante el rollo.
10. A la cabeza del pelotón
Materiales: Esparadrapo, una venda, unas tijeras, y una bicicleta (Recomendamos que sea estática).
Rodee uno de sus muslos con la venda, y también a su querido amigo.

Procure no saltarse este paso, si no quiere una depilación que nunca olvidará.

Siéntese en la bicicleta, sin olvidarse de tener a mano las tijeras (Muy importante, ya que de lo contrario, una vez finalizada la etapa, se verá en grandes apuros).
Sitúe al calvo sobre la parte vendada del muslo, y proceda a enrollar con el esparadrapo juntamente el muslo con el miembro. Una vez comprobada la correcta fijación, comience un movimiento de paseo sobre la bicicleta. Nada de sprints al principio. Vaya acelerando la marcha según su amigo le vaya indicando. Esta será la mejor etapa de su vida.
Una vez finalizada la faena, y superado el entusiasmo, proceda a cortar con mucho cuidado el esparadrapo y las vendas, para liberar al cabezón.
Nota: Si no tiene bicicleta, también puede utilizar una máquina de subir escaleras, o unas escaleras poco frecuentadas.
11. ¡Ay! me siento Flex
Materiales: Una cama con colchón y somier (¡De láminas, por favor!), una bolsa de plástico suave, un paño y cojines.
Advertencia: Esta práctica puede resultar peligrosa en extremo, si no se siguen los pasos indicados. Sobre todo es MUY importante que el somier no sea de muelles, ni tenga partes metálicas punzantes.
Colóquese a una altura cómoda mediante los cojines, de forma tal que pueda introducir a Constantino Romero, entre el somier y el colchón, para lo cual deberá levantar un poco en colchón.
Coloque en la zona elegida para la incursión, y sobre el somier, el paño a modo de almohadilla para el miembro. Envuelva su miembro cuidadosamente con la bolsa, y sitúelo encima del paño.
Pose delicadamente el colchón sobre el miembro, y comience a hacer el conocido movimiento de vaivén. Si el somier es de muelles, podría sucederle lo que a uno de nuestros ex-miembros honorarios, que ensartó a Kojak en un muelle, para sorpresa suya, y de su madre que entró en esos momentos en la habitación. Su desgarrador alarido todavía resuena en nuestros corazones.
12. Twister contra el calvo
Materiales: Una aspiradora, y una bolsa de plástico suave, y una muñeca pepona, o cualquier otro patético peluche.
Extraiga el escobón de la aspiradora, dejando libre el tubo succionador. Perfore un agujero desde la nuca del muñeco hasta la boca. Introduzca el tubo succionador desde atrás, de forma tal que aparezca levemente por la boca.
Envuelva al calvo en la bolsa, y tenga a mano el interruptor del aspirador. Meta su miembro en la boca del peluche, conecte el aspirador, y el muñeco que le hizo feliz en su infancia le hará mas feliz ahora.
El muñeco puede guardarlo para posteriores usos. Si lo desea, puede usted probar el artefacto con otros orificios de su muñeco preferido. Si el muñeco hace algún tipo de ruido cuando se le aprieta, es mucho mejor, porque casi parece que estuviese participando activamente. Si su muñeco es uno de estos, no lo deje escapar: no son fáciles de conseguir.
13. Al sol que más calienta
Materiales: Un radiador de pared, de los que tienen tubos, y un paño.
Encienda el radiador (o si tiene calefacción central, espere a la hora adecuada), y espere a que alcance la temperatura adecuada. Tenga cuidado porque estos radiadores tienden a aumentar la temperatura incluso después de haberlos apagado.
Busque en su radiador el hueco óptimo para la tarea, envuélvase el miembro en el paño, y efectúe el movimiento estándar, arropado por el agradable calor del radiador.
14. ¡Otto, a comer tu Dog Chow!
Materiales: Un perro o un gato fiel y juguetón, y mermelada, miel o la golosina líquida preferida por su mascota. ¡Ojo!. No intente esta técnica si no confía totalmente en su mascota.
Unte copiosamente con la mermelada a su sonrosado amigo, llame cariñosamente a su mascota, y muéstrele el suculento menú. El hará el resto. Sus familiares y amigos ya no podrán decir que su mascota no sabe ningún truco, o que no sirve para nada.
Nota: Animales como tortugas, hámsters o peces de colores, no son recomendables para este método.

7 comentarios
  1. jajaja, me mato la del pollo...ahora, yo considero que si tengo dinero para desperdiciar un pollo, para eso lo invierto en una chica, o no? ajajaj, muy bueno, saludos....


    pd: te has preguntado cuantos niños habran hecho la del perro?

    ResponderEliminar
  2. oiga y para cuando las femeninas? :)

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hoy vengo a dejarte mis besos y mis cariñitos..

    Embrujada...

    ResponderEliminar
  4. Eso, eso yo reivindico lo mismo, para cuando el de las mujeres??..
    Me acabo de quedar alucinada, cuanta imaginación para marturbarse sin tener que tocarse uno...jajajaja..
    Besos cálidos

    ResponderEliminar
  5. mayablogsexy@gmail.com escribame un mail y si tal le mando alguna fotos d mis pies ahi..es que em da verguenza subirla al blog sabs xd

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Oh, al igual que el resto de los blogeros anteriores me quedo boquiabierta de la imaginación en estos asuntos Onanistas :)
    PD: Eso pienso yo ¿y para cuando las técnicas femeninas?
    Bsos.

    ResponderEliminar
  7. JAJAJAJAAJAJJAJAAJ ... una mosca....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario