El desempleo

domingo, 13 de diciembre de 2009



Un recién parado se presenta a la Oficina del INEM de Sevilla, buscando empleo, y ve un anuncio en un stand en el que se solicita un "Asistente para Ginecólogo".

Medio interesado se acerca al que atiende: ¿Me puede dar más detalles acerca de este puesto?

El empleado revisa sus archivos y dice: ¡Ah! sí, aquí está.


El empleo requiere que se prepare a las damas para su examen con el ginecólogo.

Debe ayudarles a desnudarse, lavar con delicadeza sus partes íntimas, aplicar espuma y rasurarles con cuidado el vello púbico, y después untarles con aceites suavizantes las ingles y los senos para que las revise el doctor.

Pero, se ofrece un sueldo mensual para empezar apenas de solo 1.000 €, y si le interesa hay que ir hasta Málaga.

No hay problema, interrumpe el muchacho, trabajar en Málaga es como trabajar en Sevilla.

El trabajo es aquí en Sevilla, gilipollas, lo que pasa que la fila de solicitantes ya va por Málaga.

5 comentarios
  1. JAJAJAJAJ.....Joder, a eso se apunta to "quisqui". Porqué será"..jajaja.
    BESO GINECOLÓGICO

    ResponderEliminar
  2. jajaja... sí... ya me imaginaba que iba a ver muchos voluntarios

    ResponderEliminar
  3. jajaja, la cola seria interminable, creo que medio andalucia seria ocupada por esa cola, pobrecillos

    Besos

    Adis

    ResponderEliminar
  4. El problema de este empleo es que el asistente termina en el dentista que tiene que acortarle los dientes.

    Ver tanta locura, a uno se le pueden hacer los dientes largos.

    Conocí a un "enanito" de verdad que estudiaba Medicina, especialidad Ginecología, y lo hacía porque era una especialidad hecha a su medida.

    ResponderEliminar
  5. Que me hagan sitio que me apunto a la cola,,,je,,je

    ResponderEliminar

Publicar un comentario