EN LA BIBLIOTECA DEL OLIMPO

lunes, 25 de enero de 2010


Al cabo de unos días, volví al Olimpo... le había cogido cariño... par ver lo que se cocía por sus empedradas salas. Al pasar por una de ellas, "Documentación y Biblioteca", vi una imágen que me hipnotizó... era una representación fabulosa, treméndamente sensual. Pregunté a una chiquita que estaba embobada en su lectura... perdóna, sabes quién es esa del cuadro... Afrodita, me contestó, dicen que tiene el poder de atraer a cualquier hombre que le mire fijamente a los ojos... aaaaaaaaaaaaaaaa, le contesté.

Pero el caso es que me había atraído no precísamente sus ojos. Qué perfección, qué delicadeza y dulzura desde sus sensuales PIES hasta aquella tremenda melena.

El caso es que, aprovechando esta situación hipnótica, me fui hacia una de sus estanterías a buscar alguna imágen de las primeras fotos eróticas. Me topé con un escrito que hablaba de este tema pero, como a mitad del libro, llegaron aquellas imágenes de chicas con poses socialmente prohibidas... serían modelos de aquella época o, como era construmbre, simples acompañantes de grandes filósofos y estadistas... da igual, eran símplemente preciosas.


A escondidas pude tomar estas instantáneas para deleite de much@s.












5 comentarios
  1. Juank, qué buenas las fotos, tienen un morbo especial, muestran mucho menos que las de ahora, pero a veces eso mismo es más provocador.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, a veces simplemente la insinuación provoca muchísimo más que un desnudo integral.
    Hermoso post.
    Un beso y un susurro

    ResponderEliminar
  3. Pues Afrodita sera toda belleza, pero me sigo quedando con las chicas malas de la mitologia, sigo derretido por Persefone, un dia se la ire a robar a Hades.

    Y de las imagenes, bastante curiosa resulta cuando se hace la comparacion con lo que muestran las revistas para caballeros estos dias, aunque estas tienen su morbo, me quedo con las nuevas, ademas no quisiera encontrarme a mi abuela en una de estas fotos antiguas.

    Un abrazo Juank!

    ResponderEliminar
  4. ¡me encantan! Todo un descubrimiento

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, el erotismo y el morbo ha existido y existirá. Quizás, antes, lo disfrutaban más, aunque quizás no más que otras culturas que siguen en el pasado.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario