Descubriendo mi bisexualidad

lunes, 29 de marzo de 2010

Largas y profundas conversaciones habían surgido con un amigo que encontré en un chat… sabíamos mucho sobre nuestras vidas, eran meses y meses de contacto hasta que un día surgió el tema sexual…
- No se, José… me es muy difícil imaginarme el contacto con una persona de mi mismo sexo. Soy muy liberal y, entre otras cosas, me gusta el exhibicionismo pero no se como reaccionaría mi lado bisexual
_ Hagamos la prueba, ¿quieres? … tú tienes cámara, no perdemos nada.

La conecté y me dejé llevar… a los segundos, el hecho de estar desnudo delante de la cámara me había excitado de tal manera que no me importaba quién había al otro lado hasta que escuché la voz de José.

_ Estás muy bueno… joder, como la tienes. Tócate y mientras lo haces acerca tu gran cabezota a la cámara… así, así mmmmmmmmmmmmmmm. No sabes lo que daría por estar ahí y hacerte lo que estas haciendo… agarrar esa dura y gordota polla.

En esos momentos yo era su esclavo… quería oír a José las guarradas que me estaba diciendo.
_ Dime qué más quieres…
_ Date la vuelta, quiero ver tu culo… como sea como la polla…
Y así lo hice. Dejé mi peludo culo frente a la cámara mientras lo acariciaba… José estaba a cien
_ Muy lindo, ahora quiero que lo abras y acerques el ano.
Le obedecí e incluso comencé a tocarme el agujero e intentar meter un dedo para excitarle más.
_ Estate quieto… no puedo más, necesito estar a tu lado.
_ Y yo, José… nunca hubiera pensado esto, pero se que mi lado homosexual está muy vivo. Quedemos.

Después de unas semanas, al fin nos vimos en un hotel de la ciudad… solos él y yo. No quisimos esperar… éramos dos animales en celo… nunca habíamos estado ninguno con un hombre, estábamos muy nerviosos pero el deseo era tal que nada más cerrar la puerta, José rápidamente comenzó a desnudarme sin dejar nada sobre mi cuerpo. Solo los calzoncillos abultados por mi larga y durísima polla que, después de masajearla durante unos instantes, dejó al descubierto arrancando violentamente la prenda. José estaba poseído… jadeaba mientras que la introdujo en su boca sedienta. La lamió con tanta fuerza y ardor que le tuve que quitar. Me empujó y caí sobre la cama boca arriba. Él aprovechó para terminar de desnudarse y tras hacerlo, se abalanzó sobré mis huevos… ya había aprendido y lo hizo más delicadamente… deslizando su lengua por ellos mientras yo me hacía una paja. Era tal mi excitación que, poniendo mis pies sobre el colchón y viendo que José seguía adorando esa parte de mi sexo le ordené que bajara con su lengua hacia el ano. Nunca había tenido esa sensación con las chicas y siempre lo había deseado.

Era un placer. Durante mucho rato estuvimos descubriendo nuestros cuerpos y haciendo cosas inimaginables. Al día siguiente, al despertar, nos duchamos juntos, nos vestimos y, tras darnos un gran y sentido abrazo, juramos que nos volveríamos a ver.
Había sido nuestra primera experiencia bisexual, nos habíamos comportado como dos caballeros y así decidimos que debía ser siempre… yo con mi mujer… él con su novia… pero sabiendo que allí había empezado una gran y profunda amistad sexual entre dos amigos.

11 comentarios
  1. Uff corazón

    Me ha encantado descubrirte asi.

    Y es que a mi el culo de un tio cuando es penetrado por otro me pone a cien

    Un beso calido.

    ResponderEliminar
  2. me super excito lo que contas...ya me estaba dando cuenta, que me calentaba ve a dos hombres cojiendo, pero oirlo de la boca del protagonista,me hizo mojarme!!!
    esto de los blogs,nos hace sobreexcitarnos...yo comence a descubrir mi lado bisexual, mis deseos de una mujer...aunque aun en mi fantasia...antes ni eso!!!!
    si lo hago, te cuento...
    tu sigue con lo tuyo, que me puso super,super caliente!!!!
    besos...alli???

    ResponderEliminar
  3. Vengo del blog de chica mala...me gusto lo que escribio y me intrigaba tu post...mmmm excitante...y mucho..

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Interesante descubrimiento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Siempre encantado de leer blogs distintos, diferentes a lo usual, y el tuyo es claro ejemplo de eso, con historias como esta uno queda muy bien de leer tanta honestidad y desenfado, cosa no muy frecuente en los blogs.

    Muy excitante historia, un abrazo Juank!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno...
    Cuanto menos sorprendente.
    Aunque no me reconozco en la experiencia... he de reconocer que me puesto en tu pellejo y lo he comprendido.

    Al fín y al cabo el deseo es puro instinto.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. la proxima vez avisa o grabalo, me masturbaria mirando.

    Recuerdo una vez que se lo propuse a mi pareja. Quedó con un hombre que conoció por internet y aparecimos los dos en el hotel.

    Entre los dos me pusieron en pelotas, me sentaron en una silla con una mano suelta para tocarme y la otra sujeta con unas cintas.

    Mientras ellos estaban en la cama yo me masturbaba, ni te imaginas el placer que me daba ver como se la comia a otro chico, o como su culo era sodomizado por una polla , oirle gemir.

    Luego antes de terminar me tumbaron en la cama y se corrieron uno en mi pecho y otro en mi pubis.

    me cubrieron con su semen y luego sus lenguas me limpiaron mi piel y mi sudor.

    El resto imaginatelo


    PD) te dije que te comentaria en secreto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Siempre hay algo nuevo por descubrir.

    Bienvenido a la casa de La Tentación, pasa y ponte cómodo, que mi casa es tu casa.

    ResponderEliminar
  9. siento que has relatado mi historia,amigo...muy parecida,al menos.
    a seguir investigando,pues,sobre ese lado nuestro.
    saludos.

    ResponderEliminar
  10. me dieron ganas...si, definitivamente, me dieron ganas, saludos!

    ResponderEliminar
  11. je je me ha encantado, si señor.
    Bravo

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario