Su amiga Fabiola

lunes, 17 de mayo de 2010

Solo era cuestión de tiempo. A partir del encuentro con Lorena y nuestra relación “especial”, sabía que un día u otro, su amiga Fabiola, intentaría ponerse en contacto conmigo. Y así pasó. Recibí su llamada y quedamos… me invitó a café en su casa. Al abrirme la puerta, el corazón me dio un salto. Eres preciosa. Fue lo primero que le dije… y no recuerdo si lo último. Se ve que acababa de salir del baño ya que llevaba un albornoz. Para romper el silencio provocado por aquellas palabras, Fabi me dijo que necesitaba que arreglase la cámara del ordenador. Me senté y tras unos minutos trasteando con las conexiones y los ajustes, apareció en la pantalla mi cara y, detrás, Fabi completamente desnuda. Me quedé paralizado. Qué hacer sino ver a aquella diosa de ébano. 

Pechos medianos y tiesos pezones…

Una verdadera belleza. Mi polla empezó a creer en cuestión de segundos hasta comenzar a doler. Reaccioné, me di la vuelta y quedé delante del monumento caribeño.     
Caribeña

Delgada, como una muñequita.

Piernas anchas, de atleta… fibrosas.

Pies pequeños, adornados con pulseras,

Pubis depilado al estilo brasileño dejando una estrecha tira de bello.

Me arrodillé frente a mi ídolo y la abracé pegando mis labios al ombligo. Besé con fuerte pasión. Fabi tenía una piel muy tersa y suave. Su color  me embriagaba… su olor me enloquecía. Mientras acariciaba mi pelo con fuerza reprimiendo algunos gritos, fui bajando por sus piernas hasta que llegué a sus deliciosos pies los cuales comí y chupé con un ardor antes nunca poseído.

Ven, me dijo… quiero que entres en mi cuerpo. Sobre la alfombra, Fabi me desnudó y liberó aquella polla que ya había empezado a estallar. La diosa me puso el preservativo. Se tumbó sobre mí y cogiéndola por la cintura la coloqué exactamente sobre mi pene. Ella, tomándolo con la mano, lo introdujo en su coño. Al notar el contacto con aquel caliente y mojado órgano, acoplé de nuevo mi polla manejando a Fabi para que aquella entrase un poco primero… dándome placer a través del glande. Cuando ya estábamos los dos my excitados, la solté de la cintura dejándola caer cubriendo totalmente la polla. Fabi era una verdadera bailarina. La dulzura de aquella mujer se transformó en una figura poseída… de movimientos convulsos… gemidos roncos y ojos blanquecinos hasta que un enorme caudal de semen apaciguó a la caribeña, dando paso a un cuerpo relajado que daba sus últimas embestidas con mi pene aún dentro.

No me quiero quitar,  dijo… no quiero dejar de sentir tu polla.




7 comentarios
  1. me has espiado haciendo el amor...pues senti que hablabas de mi en ese magico momento!!!!
    si no estuvieras tan lejos, diria que me has visto follando, ya que describiste exactamente mi forma de sentir, de moverme...ufff...que locura tu relato!!! como desearia estar ahora mismo en una alfombra, mi cuerpo humedo y una gran polla penetrandome hasta doler...mmmm, te juro que me has hecho sentir....
    besos calientes!!!!
    que relato majestuoso nos has brindado, amigo...acaso te han dado ya ese cuerpo de ebano???????

    ResponderEliminar
  2. comenzando por darte mis pies para que los chupetes con esa devocion que te caracteriza, luego dejaria que siguieras lamiendolo todo...eres un maestro en lograr que las mujeres volemos de deseo!!!!
    Como sigo con esto???(no debi de leerte a estas horas de la mañana...que tengo mucho por hacer, y me he quedado CALIENTE como una perra!!!)...
    besosssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Me arrodillé frente a mi ídolo

    Que lindo sono esa frase Juank, una sensual devocion la que plasmaste aqui amigo, pero no es sorpresa, nos has acostumbrado a este tipo de calores en tu blog.

    Abrazote!!

    ResponderEliminar
  4. Un cuerpo a cuerpo lleno de sensualidad y erostismo.Un relato muy descriptivo.

    ResponderEliminar
  5. hay amigo que envidia de verdad, que ganas de estar hay para espiarlos jaja..saludos

    ResponderEliminar
  6. Que buena, me gustó mucho. La chica está muy pero muy buena

    Saludos
    Andres

    ResponderEliminar
  7. Dile a Fabi que yto también le puedo arreglar la cámara del ordenador. Claro que aceptaría encantado que ella me arreglara ..
    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario