Escena

domingo, 17 de junio de 2012


Hace unos dias vi un vídeo en el blog de Picantia que me trajo recuerdos calientes de mi adolescencia. Como hay quien se ha quedado con las ganas, me ha animado a contarla...

Os cuento una historia muy real que ocurrió en mi 18 cumpleaños. Quedé con mis compañeros del barrio (y algunos del cole) en ir a una fiesta que daba unas amigas de la pandilla en el chalet de los padres. Entonces, yo era super vergonzoso y decidí llegar allí con un amigo a última hora para que nadie se diera mucha cuenta de mi presencia… sobre todos las chicas.

Bebimos y eché mi primer cigarro de cumple demasiado ansioso. Música, baile y chicas preciosas. Un gran coctel. Tan grande para mi cuerpo que empecé a encontrarme algo mareado así que decidí salirme al jardín… fresquito y con el césped húmedo. Era alucinante esa sensación… descalzo sobre esa humedad y mi cabeza dando vueltas.

Estaba tan absorto… y avergonzado que no quería que nadie me viese en aquel estado. Me fui a un rincón, justo donde estaban los dos coches de las amigas aparcados… “aquí no me verá nadie”… pensé.

De pronto, me fijé que en uno de los coches había cierto movimiento… y no era mi mareo. Vi la realidad aunque, la vergüenza y la incredulidad me habían dejado “de piedra”. Una chica de la pandilla estaba allí metida, sola. Lo más alucinante para mi cabeza es que tenía insertada la palanca de cambios en su coño… subía y bajaba dando leves gemidos… sudando como una posesa.

Ella no llegó a verme… creo… aunque poco días después supe que no le hubiera importado. Comencé a conocerla un poco más incluso llegamos a quedar varias veces los dos solos. Me dije “seguro que ésta me espabila”. Pero no fue así.  Nunca le llegué a contar que estuve a escasos metros de aquella apasionante escena. Una de mis primeras escenas “en vivo”… y ¡qué escena!

4 comentarios
  1. AMIGO MIO,,, LO MISMO HUBIERA PREFERIDO OTRA COSA EN VEZ DE LA PALANCA DE CAMBIOS, QUIZAS DEBERIAS HABER INTERVENIDO, PUEDE QUE HUBIERAS SALIDO GANANDO, JEJEJEJE...
    SALUDOS GÙDE!!!

    ResponderEliminar
  2. Lord Shadow, segurísimo que hubiese ganado, se le veía a la chiquilla demasiado dispuesta pero yo era demasiado vergonzoso. Salu2

    ResponderEliminar
  3. Menuda escenita!!! Igual no le hubiera desagradado ver que alguien la observaba.. (Gracias por no dejarnos con la intriga!)

    ResponderEliminar
  4. Cierto... al poco tiempo supe que no le hubiera importado nada ser observada.

    A tus PIES

    ResponderEliminar

Publicar un comentario