La gata descalza II

jueves, 2 de agosto de 2012

SEGUNDA PARTE DEL APORTE DE MI AMIGA FELINA...


Así, desnuda y sin embargo aun vestida, con la resbalosa suavidad del satén, sacando chispas a mi piel excitada, me acerco y, poniendo mis pies a ambos lados de tu cuerpo, parada frente a ti, tus manos acarician mis pies, luego suben lenta e insosteniblemente... acariciando detrás de mis rodillas hasta que se me aflojan las piernas temblorosas.  Guiado mi cuerpo por tus manos, me deslizo hasta quedar arrodillada, cabalgando sobre tu pelvis… tu sexo reposa sobre tu vientre y mi sexo, húmedo, caliente, latiendo sobre tus huevos... mojándolos.

Tus manos que acariciaban el dorso de mis muslos, suben por mis caderas y, por encima del satén, acarician mis senos erguidos, tensos… de pezones que se transparentan duros contra la tela, mientras mi cuerpo, perdiendo el control, se hamaca sobre tu sexo lamiéndolo, dejándolo deslizarse en el surco suave y tibio, frotándose y frotándote.
Balanceándome sobre ti....movimiento que lento adquiere frenesí a medida que la excitación se desborda, tus manos,  ahora sí, tiran del lazo, como quien abre un regalo de cumpleaños.  Mi cuerpo tendido a tu boca se arquea con los cabellos cayendo desordenados como lianas que, ya sobre mi pecho ya sobre el tuyo, se balancean tejiendo redes en las que se enredan tus manos aferrando mis senos. Tu boca mordiendo mis pezones, arrancándome gemidos mientras mi sexo enloquecido se derrama sobre el tuyo, que cada vez está más duro.

En un movimiento de mi cuerpo se incrusta como una lanza caliente y pulsátil  empalándome viva en una vara ardiente y placentera. Mis gemidos se hacen roncos... quiero sentirte en golpes cortos, saliendo casi cada vez solo para clavarte en mi, una y otra vez en una cabalgata, dura, inmisericorde y exquisita, mientras tus manos maceran posesivamente mis senos, son tuyos y los reclamas, así como mi sexo reclama el tuyo y lo posee, hasta sentir que no podré dejarte ir.

Me tomas de la nuca y me acercas a tu boca. Me muerdes los labios mientras tu pelvis impulsada por tus piernas flexionadas me hace brincar en un caballo desbocado del placer, quieres sentir en tu boca mis gemidos, el rubor furioso de mi pecho y mis mejillas, mientras más allá de todo me dejo ir, como a punto de desvanecerme, mientras mi corazón late entre mis piernas, donde ahora vive el tuyo y un volcán caliente brota en mi interior mientras no sé si grito o es tu propia voz hecha de soles que me abrasa desde adentro.

Mientras corro a bañarme en su calor ardiente, jadeando tu pecho recibe al mío... mientras un mundo hecho de plumas borra todos los sonidos del universo. Solo quedamos tu y yo, aun unidos, pero con nuestras humedades que pierden calor sobre los muslos...

… CONTINUARÁ…

4 comentarios
  1. EXCITANTE ESTA PARTE DEL RELATO,,, PERO AUN HAY MÁS??
    FORMIDABLE, ESPERARÉ LA CONTINUACIÓN.
    MIS FELICITACIONES A FELINA...

    UN SALUDO GÙDE!!!

    ResponderEliminar
  2. Lord Shadow... hay más. Y muy caliente

    ResponderEliminar
  3. Lo malo de leer los relatos que dejan con ganas...

    ResponderEliminar
  4. Juegos eróticos...lo bueno es q cuando llegan los siguientes suelen ser mejores ya que estás preparado.

    Salu2

    ResponderEliminar

Publicar un comentario