EXHIBICION ANTE MIRIAM

jueves, 19 de septiembre de 2013

Vivía en un cuarto piso en el que éramos dos puertas por planta. Enfrente mío, vivía Miriam, divorciada con dos niñas. Ella, aparte de tener una excelente figura poseía algo más valioso que le hacía irresistible... su humor y sonrisa infinita. Por lo menos así era en todos los momentos en el que la veía.

Un día, al despertarme, noté que estaba tremendamente excitado... y, como no podía ser de otra manera, me masturbé y después me duché. Al salir, oí la puerta de Miriam y yo que soy muy cotilla,  a través de la mirilla vi a las tres, madre e hijas que se iban al colegio. Y, como no, tuve una segunda erección.

Me pude tranquilizar hasta que, después de una  hora, la mamá volvió. Surgió de nuevo la bestia que esa mañana llevaba dentro y mi corazón empezó a latir bien fuerte. Quien me conoce, sabe que soy una persona muy morbosa, sin pelos en la lengua, exhibicionista y excelente estratega. Así que comencé a trazar un plan...

Primero: mirar y ver que no haya nadie en el descansillo de nuestro piso.
Segundo: desnudarme.
Tercero: salir haciendo ruido y hacer que estoy limpiando durante un buen rato hasta intuir que ella ya me haya visto.
Cuarto: entrar de nuevo en casa dando un portazo.
Quinto: esperar la reacción. A ver si es igual de morbosa que yo... o más.

Esperé desnudo y a los 15 segundos llamó al timbre. Estaba súper excitado y empalmado como un potro en época de apareamiento.

Abrí y ahí... estaban mis padres!!!!!!!

Lo que ocurrió no es nada fácil de describir, entre otras cosas, porque no quiero acordarme... ¿o quizá sería demasiado fácil?

Era muy buen estratega como para dejar sin repasarlo. ¿Qué había fallado en ese plan? ... ¿era demasiado bueno?... ¿demasiado fácil?... ¿cual sería la solución?

Primer punto:
ENUNCIADO: mirar y comprobar que no hay nadie en el descansillo.
FALLO: aun no habiendo nadie en el descansillo, puede estar subiendo alguien por las escaleras.
SOLUCIÓN: revisar descansillo y escalera.

Segundo punto:
ENUNCIADO: desnudarme.
FALLO: desnudarme.
SOLUCIÓN: no desnudarme.

Tercer punto:
ENUNCIADO: salir haciendo ruido y hacer que estoy limpiando hasta intuir que ella ya me ha visto.
FALLO: salir desnudo y exhibirme como si fuera un pavo real.
SOLUCIÓN: no salir desnudo, ni pavonearme ante una puerta... y si lo hago, volver a leer la solución del primer punto.

Cuarto punto:
ENUNCIADO: entrar de nuevo en casa dando un portazo.
FALLO: dar el portazo.
SOLUCIÓN: no darlo... por mucho que haga ruido el pavo, no va a ser más efectivo.

Quinto punto:
ENUNCIADO: esperar su reacción.
FALLO: pensar que ella va a reaccionar.
SOLUCIÓN: antes de abrir la puerta, desnudo y como un verraco en celo, echa un ojo por la mirilla o mejor aún, volver a leer la solución del primer punto. 

DESENLACE:
Miriam, de la vergüenza ajena, se mudó de casa. 
La puerta, del golpe, quedó descuadrada.
Yo, de la hostia que me dio mi padre, quedé con la mandíbula desencajada.
Mis padres, de la impresión, se fueron a vivir a una residencia de la 3ª edad. 
De la depresión que me entró, juré no volver a desarrollar ese plan... 
...hasta que pasaron tres días y llegaron a vivir las nuevas vecinas, Manoli y Judit.



   

6 comentarios
  1. jajajaja me ha hecho reir a carcajada limpia, me encantooooo jajaja

    besitos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata jeje... lo que empieza con un "buen" plan, mira como termina.

      A tus PIES adis

      Eliminar
  2. JEJEJEJE,,, LOS PADRES SIEMPRE TAN OPORTUNOS.
    SALUDOS GÙDE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso los padres pero podía haber sido los abuelos o cualquier otro jooooooo, menos mal que duró poco la penuria jejejeje.

      Salu2

      Eliminar
  3. Jajajaja, me he meado de la risa a pesar de que el pobre prota me daba pena.
    Pero la historia acaba bien: presiento que con Manoli y Judit lo va a tener mucho más fácil, que no tendrá que pavonearse en el pasillo desnudo y hacer como que limpia, sino que ellas dos, a veces juntas y a veces por separado, llamaran ansionas a su puerta, jejeje.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo único que acabó bien y con eso se pasó la depre jejeje

      A tus PIES belkis

      Eliminar

Publicar un comentario