POMPOARISMO

miércoles, 17 de septiembre de 2014

¿Has oído hablar del pompoarismo? Algunas mujeres tienen la habilidad de controlar sus músculos vaginales, y durante el sexo pueden contraerlos, provocando una ola de placer en su amante.

El pompoarismo es una técnica nacida en la India hace más de 3.000 años, perfeccionada en Japón y Tailandia. Consiste en contraer los músculos vaginales durante la penetración, siendo capaces de “masajear” el pene del hombre y llevarlo al orgasmo. El pompoarismo es una de las habilidades sexuales más reconocidas, y lo mejor de todo es que se puede adquirir con la práctica.
Hemos hablado muchas veces de los beneficios de los ejercicios de Kegel: son buenos para el parto, ayudan controlar la incontinencia urinaria, fortaleces nuestro suelo pélvico y reducen los pedos vaginales. Además, si logramos controlar los músculos de nuestra vagina durante el sexo, conseguiremos estrecharla y aumentar tanto nuestro placer como el de nuestra pareja.

Los ejercicios de Kegel para dominar la musculatura vaginal

Para ejercitar y controlar nuestros músculos vaginales, lo mejor es practicar la famosa contracción dos veces al día. Estos son los famosos ejercicios de Kegel que nos ayudarán a dominar el pompoarismo:
 1.  Sentada en una silla, con las manos sobre las piernas y los pies paralelos, contrae los músculos de la vagina como si quisieses apretar algo que llevases dentro. Mantén la tensión muscular tres segundos y después relaja. Repite el ejercicio en 10 intervalos de 10 veces.
2.  En la misma postura, contrae y relaja los músculos vaginales rápidamente unas 30 veces. Acompaña este ejercicio con una respiración acelerada y regular.
3.  Tumbada en la cama, flexiona las rodillas con las piernas abiertas e introduce un dedo en la vagina. Una vez relajada, haz fuerza para intentar estrechar las paredes. Es posible que al principio no lo notes, si es así, prueba introduciendo dos dedos.
4.  Tumbada y con las piernas flexionadas, contrae los glúteos y después la vagina, para notar que son diferentes músculos. Aguanta la tensión 10 segundos y después relaja, repítelo unas 10 veces.
5.  Estando de pie y con las rodillas un poco flexionadas, en una postura cómoda y equilibrada, coloca las manos en la cadera y mueve la pelvis hacia delante y hacia atrás. Es importante que, al ir hacia delante, aprietes los músculos vaginales.
6.  El ejercicio más básico y fácil de realizar consiste en cortar la orina cuando estemos en el baño. Cada vez que vayas al servicio, en vez de relajar los músculos y orinar de una vez, aprieta los músculos y corta el chorro.

Fuente: http://www.pasionis.es

2 comentarios
  1. Las famosas bolas chinas tambien sirven para eso, realmente la gente esta confundida , porque no son para crear autoplacer realmente, sino para fortalecer la musculatura vaginal y para fortalecer la vejiga, y asi evitar las perdidas urinarias

    Buen articulo y buena info

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena aclaración... creo que muchos/as pensamos en las bolas chinas solamente como juguete sexual.

      Siempre esta bien aclarar términos.

      Besotes

      Eliminar

Publicar un comentario