ENTRE VELAS

domingo, 22 de marzo de 2015

SUBIR LOS 202 ESCALONES PARA LLEGAR HASTA EL ESPECTÁCULO MÁS MARAVILLOSO... VER A MI REINA SUMERGIDA EN SU BAÑERA Y COMO ÚNICAS TESTIGOS LAS FLAMANTES LUCES DE LAS VELAS... NO TIENE PRECIO.

EXHAUSTO, PERO ANSIOSO, HINCAR LAS RODILLAS SOBRE EL FRÍO SUELO, BESAR, ADORAR Y LAMER CADA SURCO DE SUS PIES... UNA DELICIA.

2 comentarios
  1. Esos pies merecen mismo todo el esfuerzo que hicistes...
    Piés maravillosos y además.. tiene todo el cuerpo lindo y que necesita también de mucho cariño...
    Imágen linda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando se trata de llegar hasta los pies de una mujer... el esfuerzo siempre habrá merecido la pena.

      Salu2

      Eliminar

Publicar un comentario