APRENDIENDO I

lunes, 6 de abril de 2015

Hoy se ha levantado muy traviesa y yo, absolutamente dormido, he tenido que ponerme a sus órdenes... sus deseos son obedecidos, nunca hay que dejarla esperar.

Pero en esa ocasión... cuando más disfrutaba con aquel increíble desayuno, se arqueó quitando su coño de mi boca mientras caían aquellos deliciosos jugos los cuales me impidió saborear. 

 T. ordenó, como castigo por mi ansiedad, lamer su ano. Lo hice con verdadera maestría, como ella me había enseñado... ¿me premiaría?

2 comentarios
  1. Menudo desayuno....
    sin comentarios...asi tb empiezo yo bien el dia...
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, ansiosa... ya sabes que el desayuno es la comida que hay que hacer más completa.

      A tus PIES

      Eliminar

Publicar un comentario