DESAYUNO

jueves, 19 de mayo de 2016


La noche había sido demasiado larga... no salían las palabras, las ideas estaban enjauladas... no pude escribir nada que mereciese la pena.

Lo único bueno de aquella noche fue ella. Dulcemente dormida, semidesnuda sobre la cama y yo acercándome al quicio de la puerta, le echaba un vistazo y tras imaginar y excitarme, volvía a la escritura.

Al fin, el sueño pudo más y quedé apoyado sobre el teclado, profundamente dormido.

Noté sus largos dedos acariciando mi pelo, hincando sus uñas...rascando suavemente mientras me despertaba ronroneando. 

"Me he preparado un té amor... pero me falta algo..."

Me incorporé y, aun con los ojos medio cerrados, la divisé.... desnuda, con sus grandes pechos tan cerca de mí que fue lo primero que tomé para desayunar, una buena ración de pechos... muy blancos con sus enormes pezones.

Me puse de pie ante mi reina, tomó mi polla dura y muy tensa después del atracón y la exprimió, derramando mi semen sobre su desayuno.

"Ahora si, rey. Ya tengo tu esencia"

2 comentarios
  1. ¡Wowwwwwwwwww! Me encanta... Hay momentos en que hasta podría recordarme a alguien.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que por lo menos te recuerde a alguien

      Eliminar

Publicar un comentario