MI VIDA

martes, 23 de agosto de 2016

Al llegar a casa, tiré las llaves sobre el vacía bolsillos de la entrada... había sido un día muy agotador y deseaba desnudarme y meterme en la ducha.

Me metí en ella y al salir, casi sin secarme, fui a coger un calzón. Nunca pude andar desnudo... no por falta de ganas si no porque era incómodo.

Entré en mi dormitorio y me dio un vuelco el corazón... no esperaba que allí estuviese... pero era real.

Tumbada y dormida con su camisola de hombreras como único testigo...

Me arrodillé al pie de la cama y besé sus pies, dulces... relajados, con sumo cuidado dándole besitos infinitos delicadamente.

Mi erección fue absoluta según puse mi boca en ellos. Estaban calientes y muy suaves. Al poco fue despertando...lentamente...como en un sueño del que no quieres despertar... solo sentir, dejarte volar.


Y así, me puso aun más excitado... en pie, tomando sus pies y llevándolos hacia mi polla. Me volvía loco que ella  lo hiciera pero en aquella ocasión necesitaba que siguiese en aquel delicioso letargo...trabajar yo...mi vida, descansar y disfrutar.

Los fui pasando arriba y abajo de la polla, muy dura y venosa... sintiendo aquel tacto indescriptible... solamente mirando su cara, recorriendola... ojos cerrados, boca entreabierta y su lengua entrando y saliendo, gimiendo...muy bajo.

Al notar que me iba a correr, paré... no quería acabar sobre ella. Hubiera sido demasiado rápido y corto. Había que gozar más asi que le quité los calcetines de nylon, me los llevé a la boca, cerré los ojos y me metí en ella.

Su coño estaba ya muy húmedo y dilatado, no costó nada. Pero ella me lo facilitó más poniendo sus dulces pies sobre el pecho. Aquel momento fue increíble...como nos podemos compenetrar...hablando nuestros sentidos...con los ojos cerrados...

Sus deditos acariciando, hincándose...pellizcando mis pezones.

Y, no pudiendo aguantar más, eché toda mi energía contenida en él.

¿Cómo pudo ocurrir aquello?... Ella es mi vida, no existe otra respuesta.   


6 comentarios
  1. Qué placer volver a leerte... con una história llena de palabras lujuriosas...
    Mi amigo... bien venido !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias...en realidad nunca me fui aunque tenía el blog en off dedicándome al otro. Gracias por pasarte y encantado porque te guste.

      Salu2

      Eliminar
  2. Bendita Ella que te hace sentir, soñar, gozar, vivir... y para nuestro placer, escribir.

    Tentadores besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benditas musas que vienen cuando les place...jajajajajaja. Me alegro de verte por aquí

      A tus Pies

      Eliminar
  3. ¡Maravilloso! Es un placer leer una pequeña historia como éstas que sienta tan real que casi complace tanto leer como vivir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer vivirlo aunque sea pequeña el relato. Gracias por pasarte por aquí.

      Salu2

      Eliminar

Publicar un comentario