AMIGA

martes, 6 de junio de 2017

   Todos los días al despertar, mi primer pensamiento eres tú. 

Mi excitación es máxima pensando y viendo ese cuerpazo, tus piernas, tu culo, tus pies increíbles con sus uñitas negras. 

Mi polla delata esa excitación, cuando recorro con la mirada desde la cabeza hasta los pies, cayendo unas gotas de semen. Y no puedo resistir más... rápido voy al baño e imaginando travesuras y por qué no decirlo, guarrerías, salta un gran chorro... sí, cierto, sobre el lavabo, no sobre mi diosa.

Te idolatro día tras día. 

Mi niña, tu sabes bien por qué solo puede ser así. 

Pero ojalá un día cambie.

Y no es amor porque los dos sabemos lo que queremos y necesitamos. 




2 comentarios
  1. ¡Caramba!
    Pero, mejor despertarla y obrar, ¿no? Aunque el juego de la mente puede, es, tan seductor y pecador como los actos.
    Besos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero seguir jugando en mi mente... es más pecador, si cabe

      A tus PIES

      Eliminar

Publicar un comentario