BI-CURIOSO

lunes, 19 de junio de 2017

Después de mucho tiempo, desengaños y frustraciones he llegado a la conclusión que, en realidad soy bi-curioso. Nada de medias tintas y seguir callado por la presión social de mi entorno.

Por qué debo respetar lo que me enseñaron en mi juventud... heterosexualidad, matrimonio... si en realidad lo que realmente me hace feliz es lo que tantos años he tapado.

Y que conste que lo primero que me excita es el cuerpo de una mujer... bello, arreglado... pero creo que ahí está el dilema. ¿Solamente el cuerpo? Cuando empecé a pensar en ello, caí en que, la mayoría de las chicas que habían pasado por mi vida parece que lo único que les importaba era que amase su cuerpo ya que, cuando intentaba profundizar más en su "otro" cuerpo... se acabó.

Quede claro que no soy nada superficial y me quedo con el tema de follar.



De ahí viene el término "bi-curioso". Ir más allá de lo principal... en mi caso, la mujer. Notar que hay más vida tras ellas... quizá más profunda y, desde luego, satisfactoria. A los hechos me remito.

Por ello no hablo de bi-sexualidad. No he tenido más relaciones fuera de mi heterosexualidad...pero, ahora, pienso que he perdido oportunidades... y varias... de todo tipo.

Creo que es una forma de perder el tiempo solamente por la puta presión social. Claro es que he sido, en ese sentido, muy débil. Ahora, no. Me siento mucho más maduro y harto.

Basta de falsedad y convencionalismos sociales.

 El próximo tren... si para, lo cojo.

3 comentarios
  1. ¡Y tanto que sí!
    No hemos de ser vacas que ven pasar el tren. Nos hemos de subir... y si llegada a la estación, no nos gusta la visita. Seguimos... y así, sucesivamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besotes. Hay que gritar y decir que estamos hartos... no callar.

      Eliminar
  2. Y harías muy bien en no mirar ni a derecha, ni a izquierdas... Solo dentro de ti.
    Un beso, pureta buenorro, me gusta leerte con esa fuerza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario